Yo paso la voz
Buenas noticias siempre
Advertisement

 
 


Economía

2012/07/31

La historia de la inversión extranjera en México

La historia de la inversión extranjera en México

Por: Samuel Peña
Mail
: samuel.pena.guzman@gmail.com
Twitter
: @Samuel_Pena_G
Públicado
: Epicentro de México

Históricamente la inversión extranjera directa en México (IED), ha participado sobre sectores muy específicos. Desde finales del siglo XIX y las primeras tres décadas del siglo XX, las inversiones provenientes de Europa y Estados Unidos, eran en sectores principalmente petrolero, energía eléctrica, minero, plantaciones, textil, construcción de haciendas, expansiones del sistema ferroviario, así como el de servicios, como la banca. En la primera década del siglo pasado, durante 1910, las inversiones eran del orden de los $2,000 millones de dólares, que representaban casi el 70% del total invertido en México. Estas inversiones repercutieron positivamente en la economía del país, ya que originaron el descenso en los precios de algunos servicios como el transporte en México.

Durante estas primeras tres décadas del siglo XX, se dieron cambios muy interesantes como la misma Constitución de 1917. No obstante que la Constitución trajo consigo una creciente dinámica económica e industrial de origen, principalmente nacional, los niveles de inversión extranjera y capitales extranjeros se mantuvieron prácticamente igual a los de principios del siglo, hasta 1934.

Durante el sexenio del Gobierno de Lázaro Cárdenas (1934-1940), se presenta una presidencia caracterizada por un nacionalismo que afectó el arribo de la IED a nuestro país. Las nacionalizaciones de empresas con capital extranjero como PEMEX en 1938 y la nacionalización del sistema ferroviario, previamente en 1937, la reforma agraria así como una marcada intervención económica por parte del Gobierno, con el objetivo de modernizar el país, a través de la industria nacional, provocaron la disminución de la IED. Esta dinámica fue la que caracterizo al Estado y al Gobierno en dicho sexenio. Esta política ocasiono que la IED disminuyera en un 41% durante la Presidencia del Gral. Lázaro Cárdenas.

Con el inicio de la II Guerra Mundial, el flujo de IED aumento considerablemente, aunado a que ya no se encontraba gobernando el Gral. Lázaro Cárdenas, quien ocasionó un temor hacia los inversionistas extranjeros. El inicio de la II Guerra mundial y posteriormente la de Guerra de Corea, en donde los Estados Unidos se involucraron directamente, origino que la IED se incrementara y se diversificara enfocándose en el sector industrial. En décadas posteriores, comenzando en 1950, se comienza a dar un crecimiento en la IED de un promedio del 2.5% anual y tuvo un crecimiento de hasta un 8.1% durante la década de 1960-1970. No obstante de un mercado relativamente cerrado a la competencia y servicios extranjeros como barreras arancelarias, licencias, permisos, cuotas a las importaciones, la IED aumento con respecto a las décadas anteriores. Poco antes de 1970 se estimaba que el capital extranjero participaba en poco más del 20% del PIB manufacturero, concentrado principalmente en el sector de transporte, químicos, aparatos eléctricos, sectores de autopartes y automotriz.

Desde 1940, los Estados Unidos (EUA), ha sido el principal paٌís de origen de la IED en México. 1940 el 63.7% de la IED, provenía de los EUA, para 1960 era el 83.2% y en 1973 ya era el 78.1%. Después de los EUA, los países que más depositaban confianza en nuestro país eran, Alemania, Inglaterra y Suiza.

La década de los 70’s marca un parte aguas en torno a la IED en México. En 1973 se crea y se publica en el Diario Oficial de la federación la Ley para promover la Inversión Mexicana y regular la Inversión extranjera. En dicha Ley se estipula una serie de actividades reservadas exclusivamente al Estado, como lo relacionado al Petróleo y demás hidrocarburos, petroquímica básica, explotación de minerales radioactivos, generación de energía nuclear, electricidad, ferrocarriles, comunicaciones telegráficas, radiotelegráficas y demás que fijen las normar especificas.

De la misma forma otras limitaciones serian de actividades reservadas exclusivamente a mexicanos. Estas limitaciones estaban concentradas principalmente en actividades como la radio, la televisión, transporte urbano, transportes aéreos y marítimos, bancos, distribución del gas y algunos otros que establecían las normas especializadas. Estas limitaciones consistían en que algunos caso no podía sobre pasar el 49% por ciento del capital de inversión de las empresas, así como también le otorgaba poderes discrecionales al Estado para determinar en que sectores o actividades la inversión extranjera, no excediera del 49% del capital social de las empresas.

Hoy en día la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras (CNIE) es la principal institución que establece las políticas relacionadas a la inversión extranjera. Así mismo el Registro Nacional de Inversiones Extranjera (RNIE), es en donde las inversiones extranjeras que llegan al país se registran sin excepción.

La coyuntura global a orillado a si mismo a cambiar las regulaciones en torno a la IED en México. Como sabemos durante las décadas de los 70’s hasta 1982 las exportaciones petroleras y el endeudamiento externo permitieron sobrellevar una continua política de endeudamiento que años mas tarde provocaron una crisis. Durante la crisis económica que vivió nuestro país posterior a la “estatización” bancaria de 1982 y prácticamente hasta 1987, orillaron al país a transitar hacia distintas “estrategias” de desarrollo. La primera de ellas, como sabemos fue la incursión de México al GATT en 1985 y paulatinamente se fue eliminando la política de sustitución de importaciones y terminó con la firma del Primer “Pacto Económico” (PECE) hacia finales del sexenio de Miguel De la Madrid, en 1987. Este modelo lo implementaría años mas tarde el entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari. Este modelo, resulto en prácticamente, contrario a la sustitución de importaciones y establece una nueva serie de pilares o entes económicos, en donde las exportaciones y la manufactura en el sector privado se transforman en los nuevos motores de impulso al desarrollo económico del país.

En virtud de lo complejo y los grandes avances que se tuvieron durante el sexenio Salinista en torno a la IED y su nuevas políticas y Tratados comerciales, lo abordaré en la siguiente contribución editorial, haciendo un análisis de las grandes ventajes que nos dejó la políticas económicas iniciadas por el Presidente Salinas de Gortari y el sexenio del Dr. Ernesto Zedillo. De esta forma entenderemos los orígenes y el presente y nos ayudará a descifrar las posibles políticas de Inversión extranjera en México en el corto y mediano plazo.

samuel.pena.guzman@gmail.com Twitter @Samuel_Pena_G



Sobre el autor

Samuel Pena
Nacido el 28 Febrero 1976. Es Lic. en Derecho por el ITESM, tiene Maestría en Derecho Internacional por la AMERICAN UNIVERSITY y Maestría en Administración Pública por THE GEORGE WASHINGTON UNIVERSITY




0 Comentarios


Sé el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>